LA VERDAD SOBRE LA COCACOLA.


Aunque Coca Cola presiona e intenta, con grandes cantidades de dinero, influir sobre los consejos e indicaciones que dan en el organismo independiente OMS (Organización Mundial de la Salud); no ha conseguido hacerle cambiar de opinión cuando esta ha bajado la cantidad de azúcar recomendada. Hasta hace unos meses, la cantidad máxima diaria de azúcar que recomendaba era de 50 gr., ahora, ha bajado a 25 gr., exactamente la mitad.

Esto, ¿en qué perjudica a la multinacional de Coca Cola?

Si cogemos una lata de Coca Cola de 330 cl. y buscamos la cantidad de azúcar que contiene, podremos observar que de cada 100 cl., hay 10 gr. de azúcar. Por tanto, en una lata de 330 cl, habrá 33 gr. de azúcar. Es decir, que con una lata de Coca Cola, ya superamos en un 25% la cantidad de azúcar recomendada. Si tenemos en cuenta que la mayoría de los alimentos procesados tienen azúcar, estaremos superando y, y por mucho, la cantidad de los 25 gr.

Pero existe Coca Cola Light y Zero.

Al observar la tendencia de la sociedad en estos últimos años, que empieza a entender lo dañino del azúcar y como está abandonando la cantidad de que se ingiere, Coca Cola decidió sacar hace años dos Coca Cola con un nivel de azúcar reducido o nulo. No obstante, como el el dulce es el ingrediente esencial de la Coca Cola, tuvieron que sustituirla por otros componentes, quizá más peligroso.


El sustituto del azúcar de caña, es el Ciclamato de Sodio, un edulcorante muy potente que encontramos en las Zero para que tengan un sabor más dulce. El Ciclamato de Sodio está prohibido en los países desarrollados e incluso la FDA prohibió este ingrediente en Estados Unidos, no obstante, la Zero que cuenta con un porcentaje del 27% de la bebida de Ciclamato de Sodio, no ha sido prohibida. Para que no fuera prohibida la Zero, Coca Cola sustituyó este edulcorante tan barato por Aspartamo (E951), el mismo que se utiliza para la Coca Cola Light (24% del volumen). El Ciclamato de Sodio, se deja para aquellos países con menos control medico.


Existen otros ingredientes. Pero no he querido alargar la entrada, con esto basta para hacernos una idea.

Efectos del azúcar sobre la salud.
Aumenta las posibilidades de sufrir Diabetes tipo 2
Disminuye el vigor  sexual.
Debilita las defensas de nuestro cuerpo.
Provoca deficiencias de cobre y de cromo, e interfiere con la absorción de calcio y de magnesio.
Hipoglucemia.
Facilita el crecimiento tumoral.
Caries y Gengivitis.
Aumento de peso.
Se relaciona con artritis y artrosis así como la esclerosis múltiple.
También con hemorroides y almorranas.
Deficiencia de vitamina E.
Produce toxemia durante el embarazo.
etc....

Efectos del Aspartano.
Agente cancerígeno.
Aumenta la posibilidad de sufrir epilepsia.
Esclerosis Múltiple.
Epilepsia.
Diabetes.
Parkinson y Alzheimer.
Defectos de nacimiento.
Fibromialgia
etc.

Así que ya sabes, cuando vayas a una terraza o acabes de hacer una carrera o algún tipo de ejericicio y, te apetezca algo fresco, piensa si es realmente tan bueno este tipo de refresco tan azucarado, o si te conviene algo más natural.

Fuentes:

ÁCIDOS GRADOS OMEGA 3 Y OMEGA 6


Solemos oír en televisión, en los anuncios de alimentos: "enriquecidos con Omega 3" , "con ácidos esenciales Omega 6 y omega 3", "rico en ácidos grasos.... " etc. ¿Pero lo que son los ácidos grasos? ¿por qué se llaman grasos? ¿engordan? ¿qué alimentos tienen omegas?...

¿Qué son los ácidos grasos esenciales?

Ácidos grasos esenciales. Primeramente, debemos saber que reciben el nombre de "esenciales" porque nos son necesarios y nuestro cuerpo no pueden sintetizarlos, nuestro cuerpo no puede fabricarlos. A partir de estos dos ácidos grasos esenciales (Omega 6 y Omega 3) nuestro cuerpo genera otro tipo de ácidos grasos. Se llaman ácidos grasos porque son biomoléculas lípidas, esto quiere decir grasas.
Hablando de nombres, el nombre por que se conoce a estos ácidos grasos son: ácido linoleico, u omega-6, y ácido alfa linolénico, u omega-3.

¿Engordan estas grasas?

El sentido común nos dice que al ser lípidos (grasas), nos van a engordar sí o sí. Pero entonces, ¿porqué se anuncian productos alimenticios ricos o enriquecidos con estos ácidos?
Como hemos dicho, estas grasas son esenciales y por tanto, debemos tomarlas para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Pero que las necesitemos  no quiere decir que tengamos que tomarlas a montones. De hecho, se ha calculado cantidades y relaciones de ingesta para no producir un exceso que terminaría en la producción de tóxicos. Por ejemplo, el Omega 6 es el que más engorda y el "menos aconsejable". Debe tomarse en porciones menores a las que se suele ingerir en la alimentación occidental.

¿Cuánto debemos tomar?

Decir una cantidad exacta es un poco difícil. Dependerá del volumen, de la cantidad de ejercicio que realicen, el metabolismo, la alimentación etc...
lo que sí debemos tener en cuenta es la relación entre estos dos tipos de grasas. Por ejemplo, se considera adecuado una relación de hasta 4 de Omega 6 por 1 de Omega 3. En cambio, en las dietas de occidente, la relación se ha disparado hasta 20/1 incluso, en algunos lugares de 40/1. (40 de omega 6 y 1 de omega 3).

¿Qué pasa si nos pasamos?

Voy a poner un ejemplo para ilustrar esta pregunta.

Las dietas ricas en Omega 3 reduce la enfermedad cardiovascular, la mortalidad coronaria y la muerte súbita cardíaca, ya que reducen los triglicéridos en sangre, las arritmias, los ateromas, los trombos y tienen propiedades antiinflamatorias. Por el contrario, una dieta rica en Omega 6 se asocia con ataques al corazón, trombosis, artritis, osteoporosis, inflamación, cambios de ánimo, obesidad y cáncer. No obstante, como hemos dicho y quiero remarcar, es una aceite esencial.

Por tanto, es difícil tomar demasiado Omega 3 y si por alguna razón nos pasamos, no pasa nada. El problema es cuando nos pasamos de tomar Omega 6... que sí puede darnos problemas muchos relacionados con problemas de la acumulación de grasas.


¿Dónde encontramos estos ácidos?

Los Omega 3 los encontramos sobre todo en pescados azules, en mariscos, en la yema del huevo, en aceite de oliva, semillas,lechuga, la soja, la espinaca, el brócoli, las coles y el pepino

Los Ácidos grasos Omega 6  los encontramos en carnes, huevos, margarinas, leches y aceites vegetales de girasol o soja.

GRASA O MÚSCULO... qué pesa más?



A veces una imagen vale más que mil palabras. En la imagen de arriba vemos como el músculo es 4 veces más pesado que la grasa. Por eso, al hacer ejercicio para adelgazar, lo primero que pasa es que ganamos peso, porque ganamos músculo. Pero ganar músculo es necesario para quemar grasa. A mayor cantidad de músculo, más calorías se necesitan para moverlo.

CORRER O CAMINAR PARA ADELGAZAR


¿Qué es mejor para adelgazar? ¿correr o caminar?

Veamos, imaginemos que recorro 5 km. Corriendo tardo 35 minutos, si calculamos de media unos 500 Kcal/h.... haciendo cálculos rápidos, no sale que en 35 minutos habremos gastado: 292 Kcal.

Ahora camino 5 Km a paso rápido. A este paso tardo 1 hora, si calculamos de media unas 300 kcal/h... haciendo cáculos rápidos, nos sale que en 1 hora hemos gastado 300 Kcal

Corriendo : 292 Kcal para recorrer 5 Km
Andando: 300 Kcal para recorrer 5 km

Este es un cálculo un poco rápido, también tendríamos que tener en cuenta otras variables, entre ellas el peso... que es muy importante. No es lo mismo mover 70 kg que 100. Tenemos que transportar 30 kg de más durante 1 hora o durante 5 km en el caso que hemos puesto como ejemplo.

Entonces, si queremos adelgazar, ¿Cuál nos conviene? 

Cuando caminamos, nuestra intensidad es más baja que cuando corremos, y por tanto quemamos menos calorías... aunque es cierto que también podemos caminar más tiempo. De todas formas, las calorías, no siempre provienen de la grasa, puede que procedan de carbohidratos. Quiero decir, los carbohidratos, son energía rápida, es aquella energía que se necesita de manera inmediata. Cuando corremos, si nuestra intensidad pasa del 70% de nuestra capacidad, lo que hace nuestro cuerpo es quemar mayor cantidad de carbohidratos y no tanta de grasa. Por lo que no adelgazaremos lo mismo caminando como corriendo. Aunque quemáramos la misma cantidad de grasa.

Además, está el problema que la escasez de carbohidratos nos va a repercutir en más hambre, y vamos a querer comer más (lo digo por experiencia).

Otra cosa a favor del caminar es que se genera muchos menos cantidad de ácido láctico, un componente que se cristaliza y rompe nuestras fibras musculares, y de ahí las agujetas. El ácido en sí es un tóxico que se genera cuando se descompone la glucosa y cuando falta oxígeno. ¿cuantas veces llegamos ahogados después de una carrera? Pues eso quiere decir que nuestro cuerpo está produciendo ácido láctico. Algo que como sabemos, no es nada beneficioso para nuestro organismo. Este ácido suele acumularse en articulaciones y en tejidos conjuntivos. Y por eso, a la larga se producen tendinitis, problemas en rodillas y en tobillos, fascias, etc...

Caminar tiene muchas otras cosas a favor:
- no necesitas un calzado tan específico.
- disfrutas mas del paisaje.
- puedes hacerlo en cualquier lugar.
- no necesitas una muy buena forma física.
- es mas difícil que se produzcan problemas en articulaciones o sobrecargas.

Entonces.... ¿qué tiene de bueno correr?
- que es rápido.






EL DIARIO PARA ADELGAZAR.


Si quieres tomarte en serio el objetivo de adelgazar, los expertos recomiendan dos cosas esenciales. La primera ponerte un objetivo realista y llevar un diario.

Un objetivo realista. Para esto es esencial saber la constitución de cada persona: altura, musculatura, sexo y saber en que tipo de cuerpo tenemos ( ectomorfo, endomorfo, mesomorfos ) para saber que tipo de alimentos nos benefician y que ejercicios nos ayudarán a sentirnos mejor.

El Diario. Aunque no lo creas, el diario es te va a dar mucha información, muchos datos que te asombrarán. La sorpresa que se lleva la mayoría de la gente es la cantidad de comida, de calorías que toma en relación al tipo de vida que llevamos. 

En el diario debemos apuntar que comemos diariamente. Los momentos en que nuestro cuerpo nos pide más, o aquellos alimentos que comemos compulsivamente. Puedes interesarte por los alimentos que más calorías tienen y hacer el balance calórico diario y, si quieres, puedes sustituir alimentos muy calóricos por otros con menos calorías, igual de sabrosos y quizá hasta más nutritivos.
Otra cosa que tienes que apuntar es el ejercicio físico que realizamos. Correr, nada, spinning o caminar rápido por la montaña son de las actividades que más adelgazan. Apunta el tiempo y la intensidad. Ten en cuenta que si tienes sobrepeso, es ideal empezar a hacer ejercicio poco a poco.

Con el Diario vamos a ver las verdades, nuestros autoengaños saldrán a la luz. Hay muchas personas que están convencidas de que comen poco, pero luego en la realidad no lo hacen. Otras personas que aseguran que hacen 5 comidas "pequeñas" diarias. Pero quizá una comida pequeña puede que no lo sea. También nos revelará si nuestras comidas son nutritivas y adecuadas. Algunas dietas pueden tener mucha sal y retener líquidos. Y hay personas que comen para sentirse bien cuando tienen momentos de ansiedad, como en el trabajo o durante los estudios en épocas de examen, en estos casos intenta cambiar la rutina y buscar otras formas de calmar la ansiedad. Todo esto nos lo va a sacar a la luz el Diario y toda esta información nos va ayudar a adelgazar y sentirnos mejor.

LOS EJERCICIOS QUE MÁS ADELGAZAN.



No todos los ejercicios queman la misma cantidad de grasa, ni produce el mismo gasto calórico aunque utilicemos el mismo tiempo. Como regla general podemos decir que los ejercicios que más adelgazan son:

1º- Los ejercicios que utilizan los músculos más grandes. Son aquellos que producen mayor gasto calórico ya que se necesita mayor energía para moverlos. Por ejemplo, mover los cuádriceps (que son muy grandes) produce mucho mayor gasto que mover los bíceps. También dependerá de la intensidad, la duración, e incluso la edad y sexo. La cuestión del sexo responde a que los hombres suelen tener mayor masa muscular, por tanto el gasto calórico es mayor.

2º- Aquellos ejercicios que utilizan mayor grupo de músculos también tenderá a quemar más caloría. Todo esto dependiendo también de la intensidad, de la duración, de la edad y del sexo.

Entonces, sabiendo esto (con misma intensidad, misma edad, y una duración similar), podemos decir que los  10 ejercicios que más adelgazan son:


 ACTIVIDADES    GASTO CALÓRICO  HOMBRE  GASTO CALÓRICO  MUJER
Subir escaleras  435 382
Correr 420 372
Natación 355 267
Spinning 350 338
Ciclismo 320 293
Step 338 324
Elíptica 347 322
Caminar por la playa 320 305
Escalada 375 325
Box 342 288

Como observáis, la diferencia de calorías quemadas entre hombres y mujeres, son menores en aquellos ejercicios en los que actúan más los músculos de piernas o glúteos porque es donde mayor muscular tienen las muejres. En cambio, ejercicios como natación o box (similar al boxeo) las diferencias de gasto calórico son mayores.

Los 4 ejercicios que más gasto calórico se necesita para su ejecución en hombres son:  escalada, natación, correr y por úlitmo, el que más calorías energía consume, subir escaleras. Para las mujeres el orden de los 5 ejercicios de mayor consumo calórico son: spinning, step, escalada, correr y subir escaleras.

POR QUÉ MASTICAR BIEN LOS ALIMENTOS.


Mahatma Gandhi decía: "Mastica tu bebida y bebe tu comida"


Ya desde pequeños nos dicen: mastica bien la comida, la digestión empieza en la boca. Y es que realmente empieza en la boca la digestión de los alimentos, sobre todo carbohidratos complejos,  que gracias a la saliva, a las encimas que contiene y al efecto de hidrólisis sobre estos facilitará la digestión de estos y su aprovechamiento energético y nutritivo.

Se sabe, que los alimentos insuficientemente masticados, producen digestiones más pesadas y esto se traduce en retención de líquidos, en obesidad, inflamaciones en tubo digestivo e incluso en problemas de diabetes.

Se sabe que la encima amilasa salival, es capaz de digerir totalmente la amilosa, que es el componente principal de los almidones. Es por ello que si mantenemos el alimento (como las patatas, arroces, pastas, pan) durante un tiempo suficiente, este es digerido y empezamos a notar un sabor dulzón. Pero las costumbres alimenticias, la rapidez, y las prisas, nos dificultan tomarnos el tiempo necesario para masticar bien la comida. No obstante, si queremos adelgazar, no retener líquidos, mantenernos más enérgicos y saludables, conviene que hagamos un pequeño esfuerzo para amoldarnos a la beneficiosa costumbre de masticar bien los alimentos.


Además de Gandhi, son muchas las personas célebres que recomiendan una mayor masticación de los alimentos. Pero es la tradición macrobiótica la que más profundiza en ello. De hecho, ellos recomiendan en las comidas, la toma de alimentos sea empezando por salado y terminando por lo dulce. Eso se debe a que si es cierto que el papel digestivo de la saliva y de la masticación es muy importante, esta función se anula cuando se mezcla con los jugos gástricos, jugos que por su acidez varían el ph haciéndolo ideal para la toma de alimentos proteicos .

Una cosa a tener en cuenta si queremos perder peso. Muchas veces, comemos de manera compulsiva para saciar el hambre. Cuando masticamos 30, 40, 50 o incluso 100 veces cada bocado, nuestra hambre va siendo saciada y por tanto nos es más fácil comer menor cantidad