TRUCOS PARA CONTROLAR LA ANSIEDAD POR COMER.

Probablemente uno de los consejos más sencillos de llevar a cabo, excepto cuando tenemos hambre. Es probable que llegue la hora del almuerzo, la comida o la hora de comer que sea, y con el hambre ya acechándonos cojamos la comida con ansia y gula. Cuando damos el primer bocado, sea lo que sea, nos va a saber a gloria, y las ganas de comer van a aumentar y aumentar hasta que nos sintamos 
hichados y repletos. Por supuesto, después de la gran comida y con la barriga llena, nos entrará ganas de dormir o por lo menos, un poco de somnolencia. Entonces, nos damos cuenta de que hemos comido de más, que no aunque en el momento de la comida no lo parecía, hemos comido más de la cuenta. Y hemos comido más de la cuenta porque con el hambre y tras el primer sabroso bocado nuestro apetito no ha desaparecido hasta sentirnos con la barriga llena.

¿Pero por qué comemos más de la cuenta? ¿ Por qué nos sentimos saciados mucho después de haber comido más de lo que necesitamos?

Esto se debe a que nuestro cerebro tarda un tiempo en reconocer que estamos saciados. Exactamente, nuestro cerebro nos transmite la sensación de saciedad 20 Minutos después de haber comido suficiente para alimentarnos. Entonces, toda aquella cantidad de comida que comamos de más en los 20 minutos que tarda nuestro cuerpo en dar la señal de saciedad, es comida que nos estará aportando una energía de más, una materia excesiva para digerir que producirá una digestión más lenta y pesada y que creará más tóxicos en nuestro cuerpo. Todo aquella comida que exceda de la que necesitamos, se traduce en desechos que debemos expulsar para evitar la formación de tóxicos.

Para solucionar esto, podemos utilizar varios trucos. 

Comer una pieza de fruta antes de empezar a comer. Una fruta dulce que aumente los niveles de glucosa en sangre y que lleguemos con menos hambre a la comida.

Beber un gran vaso de agua antes de empezar a comer. Nos hará sentir con el estómago más lleno sin aportar comida más de la necesaria. 

Masticar bien la comida. Otro pequeño truco que permite que nuestro cerebro tenga tiempo de activar las señales de saciedad sin comer de más.

Comer despacio, con el mismo fin que el anterior.

ALIMENTOS PARA REDUCIR LA GRASA ABDOMINAL.

Tener tripa, no es solo un problema estético o un motivo por el que nos preguntan si estamos o no embarazadas. Es sobre todo un problema de salud. No se trata de parecer un modelo semiesquelético, ni siquiera de sacar unas abdominales tipo "tableta de chocolate", lo que se busca es tener un cuerpo saludable para evitar los problemas que puede acarrear un gran acumulación de grasa abdominal: problemas de corazón,  diabetes, bajada de la niveles de testosterona y libido, daños en el páncreas, etc..

En términos generales, se aconseja que los hombres no tengan un diámetro superior a 102 cm, en cambio, las mujeres no deben superar los 88 cm de diámetro de cintura.

Te proponemos una serie de alimentos que debes incluir en la dieta para ir reduciendo la grasa abdominal. Junto con una reducción de frituras, grasas, comida industrial y azúcar.

LOS ALIMENTOS PARA REDUCIR LA GRASA DE LA CINTURA.

1. LOS CÍTRICOS.
La naranja, el limón o el pomelo son alimentos con una gran cantidad de vitamina C. Una vitamina que es esencial para acelerar el proceso de quema del tejido adiposo (de las grasas). La vitamina C no puede faltar para quemar las grasas, de hecho, las estimaciones realizadas han comprobado que aquellas personas con escasa cantidad de vitamina C queman un 25% menos de grasa. Esto se debe a que la vitamina C es una sustancia que interviene en la formación de la carnitina, un quemagrasa muy potente.

 2º. SANDÍA.
Para adelgazar es necesario tomar agua, será más fácil la depuración del cuerpo y por tanto de la acumulación de grasas que se dan para retener los tóxicos metabólicos. Por otra parte, tanto la sandía como melón, son una fuente de potasio, un elemento esencial para el buen funcionamiento metabólico.

3º. NUECES Y ALMENDRAS.
Los aceites, vitaminas y oligoelementos que encontramos en estos dos frutos secos favorecen la reducción del colesterol malo LDL. Son dos alimentos que activan el metabolismo, dan energía, y aumentan la cantidad de Omega 3. La Univesidad de Barcelona publicó en Journal of Proteome Research, que comer 30 gramos diarios de nueces (un puñado) durante 12 semanas ayuda a mejorar los niveles de serotonina del cuerpo, reduce la sensación de hambre, disminuye los niveles de azúcar en sangre y la grasa localizada en el abdomen.
Por otra parte, las almendras son un alimento que aunque también tienen un alto poder calórico, en forma de grasa vegetal de las almendras que no se absorbe totalmente.

 4º. TÉ VERDE.
Un alimento que nos va a aportar gran cantidad de minerales y vitaminas y que nos sirve para reducir la grasa que tenemos en el cuerpo de varias maneras. Aumenta el metabolismo, es un potente diurético, reduce el colesterol malo LDL, acelera la digestión evitando así que se absorban las grasas ingeridas. Un té verde después de comer y te notarás más ligero y menos hinchado.

5º- LA AVENA.
El alimento más tomado en el Reino Unido. Y esto se debe a que la avena es, además de un buen alimento, un desayuno muy saciante que hace que no tengamos tantas ganas de comer. La avena, en contacto con el agua se hincha y nos gracias a esto sentimos una saciedad que calma las ganas de comer. Pudiendo aguantar mejor la hora de la comida o llegar con menos hambre.

6º CEREZAS, FRESAS, FRAMBUESAS, ARÁNDANO ROJO, MORAS...
Todas estas frutas tienen un ingrediente que se llama antocianinas, es el responsable de ese color rojo y que es capaz de inhibir asimilación de grasas y azúcares.

7º PIMIENTO.

Los pimientos, unos más y otros menos, tienen una sustancia que hacen que piquen, como ya hemos dicho, unos más y otros menos. Esta sustancia que solemos utilizar para cocinar recibe el nombre de capsaicina, y un estudio de la Universidad de Maastrich, en los Países Bajos, ha revelado que este componente disminuye los lípidos corporales mediante un mecanismo adicional: además de inhibir la proliferación de células grasas inmaduras, o pre-adipocitos, estimula su muerte celular programada.

8º ALIMENTOS CON FIBRA.
La fibra es una sustancia que no aporta ningún valor nutricional, pero produce un efecto en el organismo que nos va a ayudar a reducir la grasa de la cintura. Primeramente, al no aportar ningún valor calórico (o escaso), hace que el cuerpo queme más calorías que las ingeridas. Además, facilita el tracto intestinal, haciendo que los alimentos vayan de forma más rápida y por tanto se absorban menos grasa y azúcares.
Lo único que hay que tener en cuenta es aumentar la cantidad de líquido, ya que la fibra absorbe mucha agua y esto puede impedir que el tracto intestinal sea tan rápido como pudiera.
Algunos alimentos con mucha fibra son: brócoli, espárragos, espinacas, lechuga, acelgas, zanahoria, calabaza, alcachofa, etc..

9º. ACEITE DE OLIVA.
Mejor si es una aceite de oliva de primera presión y en frío. Es el aceite que mayor cantidad de grasas monoinsaturadas tiene. Son estas las grasas vegetales beneficiosas. Hay que tener en cuenta que este aceite, cuando supera los 210 grados centígrados, cambia su composición y deja de ser tan beneficioso.

¿FUNCIONA EL MASAJE ANTICELULÍTICO?

Celulitis infecciosa.
Normalmente nos referimos con el nombre de celulitis a la acumulación de grasas bajo la piel. Pero hay que aclarar que la celulitis no es eso en concreto, es la inflamación de la piel, de las células que encontramos. La piel tiene muchas bacterias, cuando estas se hacen fuertes por la razón que sea, producen la infección de las células y estas se inflaman, es lo que se conoce como celulitis infecciosa . No es por una acumulación de grasas como se cree, esto realmente se recibe el nombre de Lipodistrofia ginecoide. No obstante, el artículo hablará de celulitis y se referirá a esto, a la acumulación de grasa por los adipocitos, células que su función es acumular grasa. Al estado de la piel que si apretamos podemos ver la conocida "piel de naranja".


Estas células, los adipocitos, puede acumular grandes cantidades de grasa. Es por ese motivo por el que muchos expertos están en contra de las liposucciones y este tipo de operaciones que son realmente agresivas y peligrosas para el paciente y que, aunque elimina cierta cantidad de adipocitos, no eliminan todas estas células. Si no se cambian los hábitos, las células restantes seguirán almacenando más y más grasa. Y el problema puede volver a aparecer.

¿Por qué es efectivo el masaje anticelulítico?

Pues porque el masaje anticelulítico permite que los líquidos almacenados, las grasas retenidas, se movilicen y puedan ser desechados. La celulitis provoca una presión en los tejidos y en los vasos sanguineos de la zona. La sangre y la linfa que no circulan por las zonas celulíticas no puede evacuar los tóxicos almacenados. Tóxicos que nuestro cuerpo retiene con tejido adiposo (grasa). Si permitimos que estos dos fluidos pasen por la zona adiposa, conseguiremos reducir el tamaño de los adipocitos.

Izqauierda piel normal. Derecha con celulitis.

Los masajes celulíticos son masajes intensos, incluso duelen. Pero tienen la capacidad de roper los quistes, los tejidos apelmazados que impiden la circulación de la linfa y la sangre. Permiten eliminar el líquido retenido. Pero un masaje en sí no elimina la grasa, ayuda porque ya hemos dicho que moviliza tejido apelmazado. Pero acompañando el masaje es ideal hacer un poco de ejercicio, cambiar rutinas alimentarias que han llevado a la acumulación de grasas y sobre todo, beber mucha agua.

En el vídeo de abajo podemos hacer un tipo de AUTOmasaje anticelulítico o reductor que podemos hacer en casa tranquilamente y que según asegura la autora, reduce el contorno abdominal. Claro, hay que hacerlo
2 o 3 veces por semana y, recordando que hay que beber más agua y comida sana y algo de ejercicio.


Así que ya sabes, si quieres reducir la celulitis de la cintura o las piernas, puedes ir a que te realicen unos masajes anticelulíticos o hacerlos tú solo/a, y con el tiempo conseguirás reducir la grasa acumulada.

LA VERDAD SOBRE LA COCACOLA.


Aunque Coca Cola presiona e intenta, con grandes cantidades de dinero, influir sobre los consejos e indicaciones que dan en el organismo independiente OMS (Organización Mundial de la Salud); no ha conseguido hacerle cambiar de opinión cuando esta ha bajado la cantidad de azúcar recomendada. Hasta hace unos meses, la cantidad máxima diaria de azúcar que recomendaba era de 50 gr., ahora, ha bajado a 25 gr., exactamente la mitad.

Esto, ¿en qué perjudica a la multinacional de Coca Cola?

Si cogemos una lata de Coca Cola de 330 cl. y buscamos la cantidad de azúcar que contiene, podremos observar que de cada 100 cl., hay 10 gr. de azúcar. Por tanto, en una lata de 330 cl, habrá 33 gr. de azúcar. Es decir, que con una lata de Coca Cola, ya superamos en un 25% la cantidad de azúcar recomendada. Si tenemos en cuenta que la mayoría de los alimentos procesados tienen azúcar, estaremos superando y, y por mucho, la cantidad de los 25 gr.

Pero existe Coca Cola Light y Zero.

Al observar la tendencia de la sociedad en estos últimos años, que empieza a entender lo dañino del azúcar y como está abandonando la cantidad de que se ingiere, Coca Cola decidió sacar hace años dos Coca Cola con un nivel de azúcar reducido o nulo. No obstante, como el el dulce es el ingrediente esencial de la Coca Cola, tuvieron que sustituirla por otros componentes, quizá más peligroso.


El sustituto del azúcar de caña, es el Ciclamato de Sodio, un edulcorante muy potente que encontramos en las Zero para que tengan un sabor más dulce. El Ciclamato de Sodio está prohibido en los países desarrollados e incluso la FDA prohibió este ingrediente en Estados Unidos, no obstante, la Zero que cuenta con un porcentaje del 27% de la bebida de Ciclamato de Sodio, no ha sido prohibida. Para que no fuera prohibida la Zero, Coca Cola sustituyó este edulcorante tan barato por Aspartamo (E951), el mismo que se utiliza para la Coca Cola Light (24% del volumen). El Ciclamato de Sodio, se deja para aquellos países con menos control medico.


Existen otros ingredientes. Pero no he querido alargar la entrada, con esto basta para hacernos una idea.

Efectos del azúcar sobre la salud.
Aumenta las posibilidades de sufrir Diabetes tipo 2
Disminuye el vigor  sexual.
Debilita las defensas de nuestro cuerpo.
Provoca deficiencias de cobre y de cromo, e interfiere con la absorción de calcio y de magnesio.
Hipoglucemia.
Facilita el crecimiento tumoral.
Caries y Gengivitis.
Aumento de peso.
Se relaciona con artritis y artrosis así como la esclerosis múltiple.
También con hemorroides y almorranas.
Deficiencia de vitamina E.
Produce toxemia durante el embarazo.
etc....

Efectos del Aspartano.
Agente cancerígeno.
Aumenta la posibilidad de sufrir epilepsia.
Esclerosis Múltiple.
Epilepsia.
Diabetes.
Parkinson y Alzheimer.
Defectos de nacimiento.
Fibromialgia
etc.

Así que ya sabes, cuando vayas a una terraza o acabes de hacer una carrera o algún tipo de ejericicio y, te apetezca algo fresco, piensa si es realmente tan bueno este tipo de refresco tan azucarado, o si te conviene algo más natural.

Fuentes:

ÁCIDOS GRADOS OMEGA 3 Y OMEGA 6


Solemos oír en televisión, en los anuncios de alimentos: "enriquecidos con Omega 3" , "con ácidos esenciales Omega 6 y omega 3", "rico en ácidos grasos.... " etc. ¿Pero lo que son los ácidos grasos? ¿por qué se llaman grasos? ¿engordan? ¿qué alimentos tienen omegas?...

¿Qué son los ácidos grasos esenciales?

Ácidos grasos esenciales. Primeramente, debemos saber que reciben el nombre de "esenciales" porque nos son necesarios y nuestro cuerpo no pueden sintetizarlos, nuestro cuerpo no puede fabricarlos. A partir de estos dos ácidos grasos esenciales (Omega 6 y Omega 3) nuestro cuerpo genera otro tipo de ácidos grasos. Se llaman ácidos grasos porque son biomoléculas lípidas, esto quiere decir grasas.
Hablando de nombres, el nombre por que se conoce a estos ácidos grasos son: ácido linoleico, u omega-6, y ácido alfa linolénico, u omega-3.

¿Engordan estas grasas?

El sentido común nos dice que al ser lípidos (grasas), nos van a engordar sí o sí. Pero entonces, ¿porqué se anuncian productos alimenticios ricos o enriquecidos con estos ácidos?
Como hemos dicho, estas grasas son esenciales y por tanto, debemos tomarlas para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Pero que las necesitemos  no quiere decir que tengamos que tomarlas a montones. De hecho, se ha calculado cantidades y relaciones de ingesta para no producir un exceso que terminaría en la producción de tóxicos. Por ejemplo, el Omega 6 es el que más engorda y el "menos aconsejable". Debe tomarse en porciones menores a las que se suele ingerir en la alimentación occidental.

¿Cuánto debemos tomar?

Decir una cantidad exacta es un poco difícil. Dependerá del volumen, de la cantidad de ejercicio que realicen, el metabolismo, la alimentación etc...
lo que sí debemos tener en cuenta es la relación entre estos dos tipos de grasas. Por ejemplo, se considera adecuado una relación de hasta 4 de Omega 6 por 1 de Omega 3. En cambio, en las dietas de occidente, la relación se ha disparado hasta 20/1 incluso, en algunos lugares de 40/1. (40 de omega 6 y 1 de omega 3).

¿Qué pasa si nos pasamos?

Voy a poner un ejemplo para ilustrar esta pregunta.

Las dietas ricas en Omega 3 reduce la enfermedad cardiovascular, la mortalidad coronaria y la muerte súbita cardíaca, ya que reducen los triglicéridos en sangre, las arritmias, los ateromas, los trombos y tienen propiedades antiinflamatorias. Por el contrario, una dieta rica en Omega 6 se asocia con ataques al corazón, trombosis, artritis, osteoporosis, inflamación, cambios de ánimo, obesidad y cáncer. No obstante, como hemos dicho y quiero remarcar, es una aceite esencial.

Por tanto, es difícil tomar demasiado Omega 3 y si por alguna razón nos pasamos, no pasa nada. El problema es cuando nos pasamos de tomar Omega 6... que sí puede darnos problemas muchos relacionados con problemas de la acumulación de grasas.


¿Dónde encontramos estos ácidos?

Los Omega 3 los encontramos sobre todo en pescados azules, en mariscos, en la yema del huevo, en aceite de oliva, semillas,lechuga, la soja, la espinaca, el brócoli, las coles y el pepino

Los Ácidos grasos Omega 6  los encontramos en carnes, huevos, margarinas, leches y aceites vegetales de girasol o soja.

GRASA O MÚSCULO... qué pesa más?



A veces una imagen vale más que mil palabras. En la imagen de arriba vemos como el músculo es 4 veces más pesado que la grasa. Por eso, al hacer ejercicio para adelgazar, lo primero que pasa es que ganamos peso, porque ganamos músculo. Pero ganar músculo es necesario para quemar grasa. A mayor cantidad de músculo, más calorías se necesitan para moverlo.

CORRER O CAMINAR PARA ADELGAZAR


¿Qué es mejor para adelgazar? ¿correr o caminar?

Veamos, imaginemos que recorro 5 km. Corriendo tardo 35 minutos, si calculamos de media unos 500 Kcal/h.... haciendo cálculos rápidos, no sale que en 35 minutos habremos gastado: 292 Kcal.

Ahora camino 5 Km a paso rápido. A este paso tardo 1 hora, si calculamos de media unas 300 kcal/h... haciendo cáculos rápidos, nos sale que en 1 hora hemos gastado 300 Kcal

Corriendo : 292 Kcal para recorrer 5 Km
Andando: 300 Kcal para recorrer 5 km

Este es un cálculo un poco rápido, también tendríamos que tener en cuenta otras variables, entre ellas el peso... que es muy importante. No es lo mismo mover 70 kg que 100. Tenemos que transportar 30 kg de más durante 1 hora o durante 5 km en el caso que hemos puesto como ejemplo.

Entonces, si queremos adelgazar, ¿Cuál nos conviene? 

Cuando caminamos, nuestra intensidad es más baja que cuando corremos, y por tanto quemamos menos calorías... aunque es cierto que también podemos caminar más tiempo. De todas formas, las calorías, no siempre provienen de la grasa, puede que procedan de carbohidratos. Quiero decir, los carbohidratos, son energía rápida, es aquella energía que se necesita de manera inmediata. Cuando corremos, si nuestra intensidad pasa del 70% de nuestra capacidad, lo que hace nuestro cuerpo es quemar mayor cantidad de carbohidratos y no tanta de grasa. Por lo que no adelgazaremos lo mismo caminando como corriendo. Aunque quemáramos la misma cantidad de grasa.

Además, está el problema que la escasez de carbohidratos nos va a repercutir en más hambre, y vamos a querer comer más (lo digo por experiencia).

Otra cosa a favor del caminar es que se genera muchos menos cantidad de ácido láctico, un componente que se cristaliza y rompe nuestras fibras musculares, y de ahí las agujetas. El ácido en sí es un tóxico que se genera cuando se descompone la glucosa y cuando falta oxígeno. ¿cuantas veces llegamos ahogados después de una carrera? Pues eso quiere decir que nuestro cuerpo está produciendo ácido láctico. Algo que como sabemos, no es nada beneficioso para nuestro organismo. Este ácido suele acumularse en articulaciones y en tejidos conjuntivos. Y por eso, a la larga se producen tendinitis, problemas en rodillas y en tobillos, fascias, etc...

Caminar tiene muchas otras cosas a favor:
- no necesitas un calzado tan específico.
- disfrutas mas del paisaje.
- puedes hacerlo en cualquier lugar.
- no necesitas una muy buena forma física.
- es mas difícil que se produzcan problemas en articulaciones o sobrecargas.

Entonces.... ¿qué tiene de bueno correr?
- que es rápido.