¿Dejar de fumar engorda?


Engordar y dejar de fumar.

Pues sí. Dejar de fumar hace que engordemos por varios motivos. Pero esto al contrario de lo que pueda parecer, es MUY BUENO. De hecho se dice que engordar un poco después de dejar de fumar, es un signo de salud. Si dejas de fumar y no engordas es que algo te está pasando.

Cuando dejamos de fumar, suceden efectos secundarios indicadores de nuestra recuperación, pero que hacen que engordemos. Los más importantes son:

1º. A los pocos días recobras el sentido del olor y del sabor, y los alimentos adquieren una nueva dimensión llena de matices que nos hacen que disfrutemos comiéndolos.

2º. La nicotina y alquitranes son venenos que se introducen en nuestro cuerpo. Y si nuestro cuerpo no los eliminara, tendríamos un cáncer o no podríamos respirar en dos días. Nuestro organismo hace un esfuerzo para eliminar ese veneno del cuerpo. Y ese esfuerzo se traduce en Kcal. De hecho, dependiendo de lo que se fume, el cuerpo gasta casi 400 kcal al día en eliminar lo que se ha fumado.

3º. La nicotina bloquea el apetito. Quita el hambre y cuando dejas de suministrarla al cuerpo, el apetito se dispara (más aun cuando descubres lo bien que sabe la comida).

4º. Fumar hace que nuestro metabolismo sea mayor, y por tanto, consuma más energía. Cuando dejamos de fumar, nuestro metabolismo basal simplemente se ralentiza, y la quema de grasa es menor.

5º. Por último la nicotina hace que la grasa no se adhiera a la piel. La falta de grasa en la piel, la falta de riego sanguíneo, y el envenenamiento masivo de los capilares venosos hacen que tengamos una piel seca, más envejecida que si no fumáramos.


En fin, sí se engorda, pero estamos hablando de una media de 3 o 4 kilogramos. En cambio, la salud que recuperaremos nos compensará mil veces, además de que con nuestra recobrada salud, nos será más fácil perder estos kilos haciendo ejercicio.

Si no dejais de fumar por si engordais, recordar la imagen de arriba. Que hombre más varonil que cayó empicado desde la fama a morir solo, con dolores atroces, de forma inesperada y asustado.

Si quereis, vamos a ver algunos remedios y consejos para no engordar al dejar de fumar, enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada